25 de Agosto de 2003

Conversación con el profesor de matemática DARIO QUEVEDO a quien han tildado de hombre extraño y ansioso, medianamente inteligente y también repestuosamente como a un genio silencioso.


IVAN GUTIERREZ: Profesor en que momento se dio cuenta de que estaba vivo?

DARIO QUEVEDO: A mediados del año 50 teniendo 1 año de edad mientras me llamaron a almorzar, me encontraron en un rincón de la casa dándome cuenta de que el conjunto N de números naturales es infinito. No podía terminar de contarlos. Esa fue mi primera sorpresa de vida, a partir de ahí ya muy tempranamente supe lo que iba a ser.

 

I. G: Profesor, cual es su primer conocimiento matemático?

D. Q: La infinitud de los números naturales. A eso de los 3 años estando en una finca en Santa Elena vi las estrellas en una noche de cielo claro y dirigí mi mirada hacia Sagitario y pregunte que eran aquellos objetos, la respuesta fue que eran unos objetos tan lejanos que no había que preocuparse por ellos. Esa noche no dormí de la felicidad al darme cuenta de que la única y real preocupación de mi vida iba a ser la contemplación del universo.

 

I. G: Que recuerda de su infancia?

D. Q: Una de las cosas que me marcó fue el descubrimiento de Thomas Mann a los 4 años con la lectura de la "Montaña mágica" (había aprendido a leer a los 2 años). Entonces mi mamá me dice que no lea eso que no lo entiende y me los coloca en lo alto de un estante donde no alcanzaba. Así que yo espere a que Ella no estuviera alrededor y me subí a un banco de madera con tan mala suerte que resbalé y me golpeé. Fue así como dure hasta los 10 años sin poder leer en su totalidad la Montaña mágica.

 

I.G: Como fue la relación con su familia?

D. Q: Puede calificarse de normal. Segundo hijo de un matrimonio de clase media. Madre cristiana de la pequeña burguesía, padre profesional. Familia patriarcal.

Ocupé en la familia un puesto similar al de Adrián Leverkuhn en el Doctor Faustus de Thomas Mann.

 

I.G: Es Usted una invención de Dios o es a la inversa?

D. Q: Sin pretender hacer una afirmación definitiva o ser dogmático creo que es a la inversa (y sin animo de entrar en una discusión).

 

I.G: Profesor en que cree Usted?

D. Q: En este momento (hoy) estoy en una posición ZEN que consiste en que no creo en nada, no afirmo nada, no niego nada, no defiendo nada y además no le tengo miedo ni al calor ni al frió, ni al triste Cantar de los Cantares, ni al tronar del cañón, ni al cántico de la gallina negra. Esa es mi posición hoy. Mañana puede que cambie de opinión.

 

I.G: Que consideración tiene de la decencia?

D. Q: No se que es

 

I.G: Que plan o propósito tiene con Usted?

D. Q: Cuando yo me encontraba en la universidad de Pittsburgh mi principal objetivo era elaborar una tesis acerca de la teoría general de representación de operadores lineales continuos, esto 30 años después no he podido desarrollarlo. Si hubiera realizado un pacto con el demonio tal vez lo hubiera hecho.

 

I.G: Que ambiciona?

D. Q: En ese punto simplemente recuerdo a Mitterand al morir que afirmaba que lo único que iba a extrañar era una buena botella de chateannoeuf du Pape o Poully fuissee y otros placeres del buen gusto.


I.G: Que papel juega o han jugado las mujeres en su vida?

D.Q: Primordial. Pero no he podido descifrar esa relación. Yo lo que en el fondo deseo es una Lolita que domine la topología algebraica y hasta ahora no he podido encontrarla.

 

I:G: En que plano de realidad tiene al misterio?

D. Q: No creo en el misterio, solo creo en el conocimiento que dan los sentidos o en el conocimiento empírico. No creo en chamanes, brujos ni astrólogos.

 

I.G: Cree en la magia de las ciencias ocultas o el esoterismo?

D. Q: en absoluto.

 

I.G: Que mitos tiene?

D. Q: No tengo mitos, la palabra mito no figura en mi diccionario.

 

I.G: El lenguaje, la palabra que papel han jugado en su vida?

D. Q: Un papel esencial. Se puede afirmar que las matemáticas es el lenguaje supremo. Claro que no estoy preparado para especular sobre el origen del lenguaje.

 

I.G: Que relación establece entre los placeres y los vicios?

D. Q: Son la misma cosa. Descontando los placeres del intelecto (el gusto por la música, la filosofía y las matemáticas).

 

I.G: Cree en la cabala de los números?

D. Q: Desdeño de la superstición por los números.

 

I.G: Tiene algún indicio de vida en otros lugares por fuera de la Tierra?

D. Q: Indicios de vida no. Pero si se que se puede apostar con probabilidad casi 1 de la existencia de un planeta habitable en la vía Láctea diferente a la Tierra.

 

I.G: Cual es su manjar predilecto?

D. Q: Cañón de cerdo a la madrileña.

 

I.G: Profesor quiere decirnos algo de sadismo y perversión?

D. Q: No soy una autoridad en esos campos. Sádico no soy y perverso menos. No estoy preparado para especular en esos temas.

 

I.G: Que autores Lee?

D. Q: En estos momentos tengo un poco abandonada la lectura debido a que trato de gastar más tiempo en las matemáticas. De todas maneras mi predilección son los autores del siglo XIX como Balzac, Dostoyevski y Thomas Mann en el XX. Por supuesto en este momento no me interesa tanto leer como " hacer ", ya que nos es tan importante lo que dijo Nietzsche sino lo que yo mismo diga.


I.G: Cree como en la India que las vacas son sagradas?

D. Q: No lo creo.


I.G: Que es lo primero y esencial?

D. Q: La felicidad en cualquier sentido en que se entienda la palabra.

 

I.G: Ha tenido alguna vez una mascota?

D. Q: No, nunca. Los únicos animales que me gustan son los pájaros. Una de mis grandes frustraciones fue no haber podido estudiar ornitología en Harvard ( si viene al caso otras frustraciones fue no haber sido director de orquesta ni astrofísico que fue mi sueño de infancia).

 

I.G: Cree que el lugar donde se vive y el clima así como el medio determinan a un ser humano?

D. Q: indudablemente. Creo que no es lo mismo nacer en Paris, a una cuadra del instituto Henri Poincare a nacer en Leticia Amazonas.

 

I.G: Concibe un mundo diferente a este?

D. Q: Iván, es una excelente pregunta, pero para responderte tendría que entrar en una serie de profecías y datos que mejor serian objeto de una disquisición que daría lugar a otra entrevista.

 

I.G: Profesor que relación establece entre la vida y la muerte?

D. Q: La mejor discusión que conozco sobre el tema de la vida y la muerte aparece en el articulo de Thomas Mann sobre Schopenhauer, en el cual se discute el mundo como voluntad y representación. A este tema es poco lo que puedo agregar.

 

I.G: Considera que los hombres necesitan ser liberados?

D. Q: Si. El Hombre nace libre pero en todas partes esta encadenado. Claro que es una tarea imposible liberarlo.

 

I.G: El viejo problema el huevo o la gallina cree en la evolución del Hombre?

D. Q: Si. La teoría moderna de la evolución de Darwin que parte del origen de las especies es pilar fundamental de cualquier filosofía de la naturaleza. Podría decirse que mi campo es la ontología de la naturaleza.

 

I.G: Lo angustia el Tiempo?

D. Q: Si. En mi opinión es el problema fundamental de la ontología de la naturaleza.

 

I.G: Que le produce miedo?

D. Q: Nada.

 

I.G: Algún día el Hombre dejara de ser lobo para el Hombre?

D. Q: No veo razones que podrían modificar ese comportamiento.

 

I.G: Cual es su gran conflicto actual?

D. Q: No adolezco de mayores preocupaciones.

 

I.G: La economía. Lo afecta el dinero.?

D. Q: Obvio

 

I.G: Que tipología de hombre ha dignificado la especie?

D. Q: No tengo una tipología. En cualquier actividad que un hombre desarrolle hay mil hombres que la hacen mejor. Los ídolos son poco saludables.

 

I.G: Cree en la grandeza de la mujer?

D. Q: Obvio

 

I.G: Que le gustaría inventar, descubrir o diseñar?

D. Q: Aparte de lo mencionado de la teoría de los operadores quise durante mi pasado como profesor universitario ofrecer en varias universidades algunos cursos que nunca se dieron. Por ejemplo un curso sobre la fenomenologia de la conciencia intima del Tiempo. Otro curso sobre la historia del principio de equivalencia de la gravitación y la inercia. Y en matemáticas puras para mencionar solo 2, uno sobre la teoría de la dualidad de los espacios vectoriales topológicos y otro sobre la geometría de los preesquemas del tipo finito sobre Z. Nada de esto se dio. También quise enseñar representaciones de grupos totalmente disconexos.

 

I.G: Se siente un hombre fragmentado, incompleto, o cree que es perfecto?

D. Q: Me siento por supuesto fragmentado e incompleto.

 

I.G: Le interesa la democracia, la igualdad, la fraternidad?

D. Q: Son ideales inalcanzables. En la practica la democracia es imposible

 

I.G: Alguna vez le coquetearon los negocios, el poder?

D. Q: Nunca. Tal vez en el futuro.

 

I.G: Cree en el arte como salvación?

D. Q: Tengo la inmensa fortuna de llevar 15 años desempleado debido a que los programas de los gobiernos de los últimos años para atacar el desempleo no han tenido en cuenta a los profesores de matemáticas. Es necesario encontrar algo que hacer debido al ocio. Botero me salvo porque tengo programa en Medellín como visitar las esculturas (muñecos) de la plaza, ahora se lo que es el arte. Si aceptamos que el arte es diversión los muñecos de Botero cumplen su papel a cabalidad. Ese señor es uno de los pocos que yo afirmaría que verdaderamente es un genio.

 

I.G: Profesor, alguna formula matemática conduce a la felicidad?

D. Q: No. La finalidad de las matemáticas no es esa.

 

I.G: Porque se critica la frialdad de las matemáticas?

D. Q: Precisa mente la gran cualidad intelectual de las matemáticas es su frialdad. La matemáticas no siente lastima por aquel que no las entienda.

 

I.G: Cual ha sido la relación entre Usted y la música?

D. Q: Excelente. Desde que escuche por primera vez la música de Mozart quede estupefacto, humillado y admirado y desde entonces la forma mas efectiva de eliminar una depresión ha sido escuchar el quinteto K 581 y el concierto K 622 para clarinete de Mozart, las 2 mejores obras de la historia de la música a estas 2 habría que agregar Don Giovanni y las bodas de Fígaro, y la maravillosa sinfonia concertante para violin y viola

 

I.G: Cuéntenos de su afectación por el arte de Botero?

D. Q: Una de las cosas que más me gusta de Botero es su estilo propio. No pertenece a ninguna escuela. La escultura que más me gusta es el hombre bien vestido con bastón y corbata y otra es el soldado a caballo que esta frente a la puerta del museo. Todas las demás me parecen sensacionales (por ejemplo "la mano" que a propósito ya fue rayada por vándalos).

 

I.G: Que opinión tiene de los políticos colombianos?

D. Q: Los políticos para mi constituyen un motivo de risa porque cada 2,3 ó 4 años veo el las calles llenas de basura con afiches cargados de promesas sobre salud y educación para el pueblo. Promesas que al día siguiente de tomar posesión se olvidan. Quien esta de presidente ahora Iván?

 

I.G: Se considera apolíneo o dionisiaco?

D. Q: Individualmente dionisiaco.

 

I.G: En algún momento paso por su mente casarse, tener una vida familiar con hijos?

D. Q: Si. Una vez alguien me aconsejo contraer matrimonio con una viuda rica. Yo pensé donde encontrar esa viuda rica y en consecuencia me dedique a visitar todas la funerarias. Y si encontré algunas viudas ricas, algunas menos, pero todas carcomidas por la artritis, las enfermedades cardiovasculares y hepáticas, feocromocitomas, taquicardia, epilepsia y parkinsonismo. Entonces dije: "Esto no es vida". Luego alguien me propuso que la esposa para mi debía se una medica y tampoco porque después de visitar varias clínicas también dije en conclusión "Esto no es vida". desde ahí solo soporto las Lolitas.

 

I.G: Culinariamente de que lado esta?

D. Q: Precisamente uno de mis proyectos para un futuro próximo es viajar a Paris a estudiar alta cocina. Uno de los factores más estresantes día tras día es no tener acceso a la comida napolitana (por ejemplo: los pimentones rellenos de la pizzería el Sol de Nápoles de Bogota, me hacen mucha falta en Medellín no se conocen).

 

I.G: Como las prefieren los caballeros?

D. Q: Ante todo Lolitas. Rubias, pero en los últimos años mi predilección es la piel canela.

 

I.G: Profesor se considera un hombre de mundo, universal o parroquiano?

D. Q: No soy hombre de mundo. Ni universal ni parroquiano. Yo soy el que soy y no me parezco a nadie.

 

I.G: Que ciudad prefiere para vivir?

D. Q: Durante toda mi vida preferí las grandes ciudades. Bogotá, New York, Chicago, Paris, Londres ya hoy en día me siento a gusto viviendo en una finca en Llano Grande o San Pedro de los Milagros. Uno de mis planes es irme a vivir a Santa fe de Antioquia.

 

I.G: Que es aquello que sin ser matemáticas se parece más a ellas?

D. Q: Indudablemente la música. Podría decirse que la matemática es la síntesis de la música y la teología. También añadiría la ontología de la naturaleza. Y agregar que la música es la matemáticas del tiempo.

 

I.G: Cree en el sistema. En su funcionalidad. De que lado del Establecimiento esta?

D. Q: Más que creer trato de adaptarme. No estoy de ningún lado.

 

I.G: Que virtud y defectos lo caracterizan?

D. Q: Virtud ninguna. No tengo 100 millones de dólares y no me parezco a Gabriel Batistuta. Y defectos muchos que seria muy largo enumerar.

 

I.G: Ruido y silencio que tolera?

D. Q: No soporto el ruido irracional, inhumano, contamínante absurdo y que no revela sino la ramplonería y la mala educación del protagonista (por ejemplo los pitos de los automóviles en la ciudad que es como decir quitense que aquí voy yo que soy el dueño de la calle. El pito se convierte en un aditamento del pipi).

 

I.G: Hablemos de alguna situación insoportable?

D. Q: No he vivido una sola situación insoportable

 

I.G: Profesor es su vida una tragedia?

D. Q: En sentido fáustico si, ya que no pude elaborar la teoría que fue el sueño de mi vida.

 

I.G: Que le representa el concepto verdad?

D. Q: Es una palabra que se ha trabajado mucho en la historia de la filosofía. Recuerdo que años atrás la definición de filosofía era la búsqueda de la verdad por medio de la razón natural. Años más tarde me di cuenta de que todas las teorías o cualquier teoría que el hombre formule es falsa, así el concepto verdad para mi no figure entre mis preocupaciones.

 

I.G: Cree que la risa es saludable?

D. Q:  Obvio.

 

I.G: Tiene consideración de pedestal para la belleza?

D. Q: Si. El espíritu griego es una de mis principales preocupaciones.

 

I.G: Se considera un  soñador o un dormilón?

D. Q:  Yo diría que un soñador. Precisamente valga recordar que últimamente 5 años para acá me sueño conversando con Sócrates en el ala de un avión a 8.000 pies de altura.

 

I.G: Cree en el hombre superior?

D. Q: No.

 

I.G: Es misógino?

D. Q:  No.

 

I.G: Simpatiza con la figura de que el dolor y el sufrimiento provienen de nuestra relación uterina con el universo?

D. Q: No.

 

I.G: Le gustaría que su vida se convirtiese en algo escandalosamente genial?

D. Q:  Ya lo es.

 

I.G: Que diferencia establece entre la ética y la estética.

D. Q: Me interesa más la belleza que la moral. Sobre los que no podemos hablar es mejor pasar en silencio.

 

I.G: Critica los instintos, simpatiza con ellos?

D. Q:  Ivan, esa es una excelente pregunta. Pero no estoy en capacidad de darte una respuesta apropiada. Ya Freud publico varios libros sobre la teoría sicoanalítica de los instintos. Yo no estoy en capacidad de agregar algo nuevo. No soy psicólogo ni sicoanalista ni mucho menos siquiatra.

 

I.G: Cual ha sido su experiencia con la embriaguez?

D. Q: La he vivido. La he disfrutado. Es parte de mi vida. Creo que es una parte esencial.

 

I.G: Cual es el parentesco entre lo justo y la justicia?

D. Q:  La justicia la inventaron los griegos. El concepto diké , para representar lo justo y la justicia. Creo que la justicia es la institución mas sagrada de un país.

 

I.G: Calcula fríamente su devenir. Deja algo al azar ó como cree que funciona esto de el devenir y la existencia?

D. Q: Si calculo fríamente pero los cálculos nunca me resultan exactos. Siempre ocurre algo al azar y siempre para mejor.

 

I.G: Acepta que existen hombres iluminados?

D. Q:  No acepto.

 

I.G: Que se siente siendo genial y anónimo?

D. Q: Ivan muchas gracias por tenerme en tal pedestal. Pero me alabas innecesariamente. Una cosa si te digo Ivan, una componente esencial en la vida de un genio es la tragedia. Si una vida no es tragedia no es genial.

 

I.G: Le interesa la fama?

D. Q:  No

 

I.G: Que piensa de los hombres medianamente inteligentes?

D. Q: El gran error que yo cometí fue pensar que el estudio de la matemática lo convertía a uno en una persona medianamente inteligente, querido y liberal, carente de prejuicios y resulta que no. Me equivoque con los matemáticos más no con las matemáticas.

 

I.G: Profesor hablemos de su relación con la obra de Thomas Mann.

D. Q:  Por supuesto, como ya dijimos antes, el papel de la obra de arte es la diversión en ese sentido la obra de Thomas Mann es una obra de arte. Cumple su papel a cabalidad. El placer infinito que me producía y me produce la lectura de las obras de Thomas Mann no se puede comparar con nada. Al punto de que el plan para navidad siempre era la lectura de alguna de sus obras. La característica principal era la identificación con sus personajes, yo quisiera vivir como algunos de ellos (Hans Castorp y Adrián Leverkuhn). Yo en el fondo soy burgués y quiero seguir siéndolo, no me arrepiento de serlo. Soy amigo de las artes, la literatura, la buena comida y los placeres del mundo, como en la última obra que dejo sin terminar a su muerte en 1955 (Félix Krull). Indudablemente la lectura de las obras de Thomas Mann ha jugado un papel importante y primordial en mi formación intelectual sin ser dogmático ni excluyente.

 

I.G: Que consideración tiene de las instituciones de educación superior?

D. Q: Yo creo que en Colombia no hay instituciones de educación superior en el sentido de la palabra de los países del primer mundo. La característica principal consiste en que el estudiante termina su escuela más o menos a los 17 años y se traslada a vivir a la universidad. Durante determinado tiempo toda su vida transcurre en los predios universitarios. En Colombia las instituciones de educación superior se convirtieron en instituciones de garaje (recuerdo una anécdota de un rector de una universidad que una vez cito a unos profesores a una reunión para comunicarles que el aumento del valor de la hora cátedra había sido de $2.000 a $2.050 y que por lo tanto el aumento era del 50 por ciento. De las universidades publicas ni hablar. Por supuesto que en Colombia habrá universidades cuando el F.M.I lo decida, pero a este no le conviene que la U. de A. compita con la de Chicago. Pero Ivan te propongo mejor que hablemos de temas más constructivos por ejemplo de si los griegos conocían el billar.

 

I.G: Conoce el nombre de personajes importantes del orden político del país?

D. Q:  Hombre no. No me suena ninguno. No. No lo se.

 

I.G: Profesor cree que existe alguna relación entre el juego de Billar y los griegos en sentido clásico?

D. Q: Es una inquietud que siempre he tenido. Un pueblo que tuvo el concepto de Afrodita tenía que conocer el billar. Afrodita es una Lolita. Pero no se si los griegos tenían la habilidad para elaborar bolas de billar. Sin embargo en la obras de los autores griegos que he leído o han caído a mis manos no he encontrado mención del juego del billar. Tal vez seria factible emprender una investigación sobre el origen del juego de billar aunque el origen del juego de 3 bandas es muy reciente.

 

I.G: Tiene interés en la conservación ecológica del planeta tierra?

D. Q:  Creo que es un problema grave que la humanidad enfrenta cuya solución los adultos de ahora no veremos.

 

I.G: Que concepto tiene de la energía?

D. Q: La energía de la naturaleza es nuclear en su origen. Podríamos recordar que la energía en los interiores estelares se obtiene por la transformación de 2 átomos de hidrogeno en 1 de helio. El sol es una bomba de hidrogeno grande. No entiendo porque hay opositores a la energía nuclear. Reconozco que el hombre no ha aprendido a hacer uso racional de la energía nuclear (el hombre no ha aprendido a desarrollar aparatos que corran a velocidades superiores a 200 Km. por segundo que yo sepa, cuando esto ocurra será un gran progreso , mientras tanto no.

 

I.G: Que predilección arquitectónica tiene?

D. Q:  Me gustan los grandes rascacielos, las torres de concreto. En si la arquitectura de las bellas artes. Históricamente los grandes arquitectos fueron hombres notables. Hoy en día ambiciono que la arquitectura vuelva a jugar su papel en las bellas artes.

 

I.G: Profesor como cree que se resuelven los problemas de un país cualquiera?

D. Q: Cuando sucede una de dos cosas que ninguna de las dos veo que va suceder.

Una: que los filósofos accedan al poder.

O dos: que el gobernante de turno se convierta en filósofo.

Estas dos son imposibles. Saber que cualidades debe reunir un filosofo para acceder al poder me parece que las podría contestar en otra entrevista.

 

I.G: Le agrada el circo, los payasos, Disneylandia y el ratón miguelito?

D. Q:  Si. Recuerdo que cuando era niño hice la colección de todos los muñecos de Disneylandia. Ahora solo me queda en el llavero un pato Donald. El circo también. No he perdido oportunidad de asistir al circo.

 

I.G: Cual es su vecindad con el folklore?

D. Q: Me fastidia todo lo que vulgarmente llamamos folklórico. El ruido la salsa, el vallenato. Nunca fui folklórico y además detesto las diversiones sanas.

 

I.G: Que sensación le produce el mapa genético?

D. Q:  Por las primeras noticias de que el hombre es igual a la mosca, me parece que me tengo que informar más a fondo ya que esto me parece una carajada.

 

I.G: Considera el Internet tan importante como la Grecia clásica?

D. Q: No niego la importancia del Internet (algo obvio), pero las 2 veces que he ido a visitar Internet me sale que esta bloqueado. Me ha tocado esperar media hora. Entonces no se porque lo comparas con la Grecia  clásica, cuando los diálogos de Platón son la fuente inexhaustible de todas las delicias.

 

I.G: Cual debería ser el horizonte de la sensatez?

D. Q:  La inteligencia. El buen gusto por los placeres. El buen vino y sobre todo una opinión bien erudita sobre Juan Sebastián Bach. Agregaría el buen gusto por las mujeres pero justo ahora pienso que pertenecen a la insensatez.

 

I.G: Profesor cual es la finalidad del conocimiento?

D. Q: El descubrimiento del universo. O sea la ontología de la naturaleza.

 

I.G: Hacia donde conduce la acelerada carrera de la información tecnológica?

D. Q:  A una mejora de las condiciones humanas y en la medida en que sea más asequible a toda la humanidad tendrá una mayor repercusión pero a la vez puede causar la destrucción o fin de la especie.

 

I.G: Como vive en un día de domingo?

D. Q: En todas las ciudades del mundo que he vivido he constatado que las tarde de domingo son interminablemente aburridas por esa razón uno de mis objetivos es vivir en el campo donde estoy seguro que no habrá aburrimiento debido a contacto con la naturaleza.

 

I.G: Que relación establece entre la información holográfica y el hombre de carne y hueso y afectos

D. Q:  Me parece que el cerebro humano es el único que siente placer. Jugar una partida de ajedrez con una maquina es similar a la masturbación (no tiene mucho sentido relacionar al hombre con una maquina).

 

I.G: Profesor en última instancia cree que el mundo es como un tablero de ajedrez?

D. Q: Hay una semejanza lúdica. El ajedrez es un maravilloso arte que debería ser cultivado y divulgado por las instituciones educativas. Pero a la vez te cuento Ivan que con los ajedrecistas me sucedió lo mismo que con los matemáticos que creí que uno se volvía jugando ajedrez inteligente, querido, liberal, libre de prejuicios, generoso y no fue así. Otra cosa que quiero aclararte es que la capacidad para jugar ajedrez no implica ni es implicada por la capacidad matemática. Lo uno no tiene nada que ver con lo otro. Podría dar muchos ejemplos.


El siguiente contador se inicio el 7 de Mayo de 2012

Joomla templates by a4joomla